Actualidad

Inicio > Actualidad > SLC CUBE3 y EMi2 de Salicru protegen la Línea de Alta Velocidad entre Barcelona y Figueres

SLC CUBE3 y EMi2 de Salicru protegen la Línea de Alta Velocidad entre Barcelona y Figueres

Martes, 12 de marzo de 2013

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) ha confiado a Salicru la protección energética del tramo entre Barcelona y Figueres (Girona) de la Línea de tren de Alta Velocidad (LAV). El tramo cuenta con una longitud total de 131 km de doble vía en ancho internacional y electrificación de 25 kV. Está dotado de los más avanzados sistemas de señalización y comunicaciones, como ERTMS y GSMR, y adaptado a los más exigentes parámetros de la alta velocidad.

La nueva infraestructura, que ha supuesto un verdadero reto de ingeniería ferroviaria, es apta para velocidades de 300 km/h y permite la circulación tanto de viajeros como de mercancías. Su trazado, que parte de la estación de Barcelona Sants y finaliza en la conexión con la sección internacional Figueres-Perpiñán, discurre por las provincias de Barcelona y Girona. Está previsto que durante el próximo mes de abril se abra el tramo final de la LAV hasta la frontera francesa.

Para esta obra emblemática, Salicru, empresa líder en electrónica de potencia, ha suministrado 57 SAI de la serie SLC CUBE3, de potencias entre 10 y 60 kVA, en configuraciones monofásica-monofásica y monofásica-trifásica, y en presentación mecánica a medida de las especificaciones de ADIF, y 27 estabilizadores electromecánicos de la serie EMi2, de potencias entre 75 y 200 kVA, todos ellos en configuración monofásica-monofásica.

Los SAI de la serie SLC CUBE3 serán los encargados de proteger y alimentar tanto los sistemas de señalización como los sistemas de tráfico y maniobra de vía, tanto en sus configuraciones de entrada y salida monofásica como en la alimentación monofásica desde la catenaria y salida trifásica. Las altas exigencias de este tipo de aplicaciones, en las que todos los equipos de los edificios técnicos dependen de un suministro desde catenaria con fuertes oscilaciones, altos niveles de armónicos y elevadas tasas de sobre y subtensiones, convierten a la serie SLC CUBE3 en la solución más versátil y adaptable del mercado.

Asimismo, la longevidad de la gama EMi (disponible en el mercado en su última versión, EMi2) ha permitido a Salicru desarrollar una importante experiencia en el mundo de los estabilizadores, mercado en el que está presente desde hace más de 40 años. Con estos equipos se da respuesta a aquellas aplicaciones donde es necesaria una perfecta estabilización de la tensión de alimentación a unas cargas críticas de naturaleza complicada (grandes puntas de intensidad de arranque, marcado carácter reactivo, grandes potencias…), como es el caso de las líneas ferroviarias.