Actualidad

Inicio > Actualidad > Salicru garantiza la retransmisión audiovisual de la homilía del Papa en Barcelona

Salicru garantiza la retransmisión audiovisual de la homilía del Papa en Barcelona

Domingo, 7 de noviembre de 2010

El pasado domingo, 7 de noviembre, el Papa Benedicto XVI visitó por primera vez Barcelona con motivo de la consagración del templo y el altar de la Sagrada Familia. Una vez dedicada al culto, la iglesia que proyectó Antoni Gaudí recibió del pontífice la designación de basílica por su carácter monumental y artístico.

Para asegurar la continuidad en la alimentación eléctrica del sistema audiovisual instalado en el templo durante la homilía celebrada por el Papa, Salicru instaló un Sistema de Alimentación Ininterrumpida (SAI) de la nueva gama SLC CUBE3. El equipo actuó como refuerzo al sistema electrógeno del templo para garantizar la continuidad de la corriente en caso de alteraciones en el flujo eléctrico y evitar posibles incidencias en la retransmisión del acto.

Alrededor de 7.500 personas presenciaron el acto de consagración en directo en el interior del templo a través de más de 45 pantallas, y más de 36.000 lo hicieron en el exterior, a través de 22 pantallas gigantes y la megafonía instaladas en las calles adyacentes. A esta cifra de espectadores se suma la audiencia de la redifusión televisiva en numerosos canales nacionales e internacionales que, según las estimaciones de la Conferencia Episcopal Española, podría haber llegado a los 150 millones de espectadores.

Los nuevos SAI trifásicos SLC CUBE3, de 7,5 a 80 KVA y de tecnología on-line de doble conversión, incorporan como principales ventajas una muy baja distorsión armónica, control mediante DSP de última generación, control diseñado para soportar cualquier tipo de carga, capacidad de paralelo-redundante hasta 8 unidades, funcionamiento Eco-Mode, configuración flexible (cualquier combinación de entrada y salida monofásica/trifásica) y un amplio abanico de posibilidades de comunicación y de soluciones en autonomía. Todas estas prestaciones redundan en el ahorro de energía, evitan que ninguna perturbación afecte a las cargas, mejoran la fiabilidad, alargan la vida de las baterías y reducen los costes de instalación, explotación y climatización de los equipos eléctricos.

Aunque la instalación se ha realizado de forma puntual para el acontecimiento, cabe destacar que los gestores del edificio de la Sagrada Familia han confiado en Salicru para la protección permanente de sus instalaciones, pues el edificio cuenta desde hace años con equipos y sistemas de protección eléctrica de la marca.