Actualidad

Inicio > Actualidad > Salicru garantiza la autonomía de los semáforos de Zaragoza

Salicru garantiza la autonomía de los semáforos de Zaragoza

Miércoles, 7 de setiembre de 2011

El Ayuntamiento de Zaragoza ha confiado a Salicru la protección de su red semafórica, tanto de cruces de tráfico rodado como de la línea del tranvía. Hasta la fecha, se han instalado un centenar de equipos de la serie SPS Traffic Light, una aplicación de SPS 2000 Advance con un cargador extra que permite alcanzar hasta cuatro horas de autonomía ante de un eventual corte eléctrico. Se evitan así problemas de circulación en caso de apagones y, en consecuencia, se incide de forma muy positiva en los aspectos relacionados con la seguridad vial.

En la actualidad, la totalidad del tráfico de la ciudad de Zaragoza se encuentra completamente regulado por semáforos dotados con luces LED que, en comparación con las anteriores luces de incandescencia, aportan considerables ventajas, tanto desde el punto de vista de la seguridad vial como del ahorro que supone para la factura energética municipal. De esta forma, Zaragoza se convierte en una de las primeras de las grandes ciudades de España en incorporar a toda su red semafórica esta nueva tecnología, que emite una cantidad de luz hasta cuatro veces superior a la que emitían los anteriores semáforos.

Los modernos reguladores semafóricos adaptados a los diodos LED precisan un aporte energético de gran calidad que pueda hacer frente a intempestivos cortes de suministro, eventuales sobrecargas, cortocircuitos, calentamientos y variaciones de la tensión de la alimentación. Es precisamente este cambio en el sistema de iluminación lo que ha permitido la entrada de Sistemas de Alimentación Ininterrumpida (SAI) en la red semafórica, ya que los nuevos LED, al consumir menos, tienen un alto grado de compatibilidad con estos sistemas. La avanzada tecnología de la serie SPS Traffic Light de Salicru proporciona la protección óptima de la red semafórica con tecnología LED.

Además de Zaragoza, otras ciudades como Barcelona, Valencia o Alicante, han realizado una apuesta firme por el cambio de sus semáforos a favor de la combinación de la tecnología LED y SAI de Salicru, no sólo por las razones de seguridad en la circulación y el ahorro energético ya mencionados, sino también por el beneficio que supone para el medio ambiente, pues contribuye a la reducción de las emisiones de CO2 a la atmósfera.