Actualidad

Inicio > Actualidad > Los contratos de mantenimiento de Salicru experimentan un crecimiento anual constante del 7%

Los contratos de mantenimiento de Salicru experimentan un crecimiento anual constante del 7%

Martes, 24 de mayo de 2011

Como todo equipo electrónico, un Sistema de Alimentación Ininterrumpida (SAI) requiere de un mantenimiento periódico que garantice un mayor rendimiento frente a las perturbaciones de la red y resultados óptimos de estabilización y protección desde el primer hasta el último día. Este tipo de servicios supone un valor añadido para el cliente, al contar con el asesoramiento permanente, personalizado y próximo, de un experto equipo humano formado por 50 técnicos distribuidos en el territorio español y portugués. Todo ello, con el máximo rigor y compromiso.

Para Salicru, representa una importante área de negocio, con un crecimiento lineal del 7% durante los últimos años. El primer trimestre de 2011 cerró con más de 2.500 contratos de mantenimiento, que engloban un parque de 4.300 equipos, principalmente de SAI.

A partir de la finalización de la garantía, Salicru, adaptándose a las necesidades de los clientes, dispone de diferentes modalidades de mantenimiento, que contemplan intervenciones preventivas y correctivas. Las primeras incluyen una visita preventiva anual durante la que técnicos especializados de la compañía realizan las verificaciones, chequeos y ajustes necesarios en los sistemas para el buen funcionamiento de los mismos. En las segundas, los profesionales de Salicru intervienen en los equipos en caso de avería, tantas veces como sea necesario, a solicitud del cliente, una vez éste ha detectado la avería y da aviso al servicio técnico. Dependiendo del contrato, la asistencia técnica se realiza en horario laboral o de forma permanente, las 24 horas del día, los 365 días del año.

La modalidad de contratos de mantenimiento “a todo riesgo” incluye el reemplazo preventivo de los elementos fungibles, como ventiladores, condensadores y baterías. Y en algunos casos, también existe la posibilidad de telemantenimiento, que permite controlar los equipos remotamente mediante avisos automáticos al centro de control vía e-mail o SMS, de forma que los técnicos detectan la incidencia antes de que el propio cliente lo perciba y actúan en consecuencia valorando la mejor actuación preventiva y/o correctiva.