Actualidad

Inicio > Actualidad > 74 SLC TWIN RT de Salicru garantizan la estabilidad energética de la señalización de las autovías andaluzas

74 SLC TWIN RT de Salicru garantizan la estabilidad energética de la señalización de las autovías andaluzas

Lunes, 24 de marzo de 2014

Aeropuertos, ferrocarriles, puertos y carreteras son infraestructuras básicas para el desarrollo de las actividades de las ciudades, de las empresas y de las personas. De su correcto funcionamiento depende en gran medida que nuestro bienestar profesional o nuestra seguridad personal no se vean afectados. ¿Qué ocurriría si, por ejemplo, a los  radares de control de tráfico aéreo les faltase el suministro eléctrico?, ¿o a los semáforos de tráfico?... ¿o a la señalización de una autopista?.

Salicru dispone de un conjunto de avanzadas soluciones tecnológicas al servicio de infraestructuras muy críticas como las mencionadas. Una de sus últimas operaciones realizadas en este tipo de entornos ha sido el suministro de 74 unidades del Sistema de Alimentación Ininterrumpida (SAI) de la serie SLC TWIN RT, de 1.000 VA de potencia para proteger los paneles de señalización de varios tramos de la red de autovías andalulzas.

SLC TWIN RT es un SAI de tecnología On-line de doble conversión (la más fiable del mercado), con un amplio margen de potencias que cubren desde 700 VA a 10 kVA y un factor de potencia de salida 0,9. Convertible en formato torre o rack y con posibilidad de configuración en paralelo/redundante, se adapta a las necesidades de crecimiento de cada instalación, tanto cualitativas como cuantitativas. Asimismo, entre sus principales prestaciones destacan amplias opciones de comunicación vía interface y software de monitorización/cierre automático de ficheros, baterías para autonomía estándar integradas en el mismo armario y opciones de ampliación de back-up para procesos que requieran de mayor autonomía disponible.

Estos equipos, gracias a su avanzada tecnología, aportan la máxima fiabilidad en protección eléctrica ya que no sólo proporcionan la energía suficiente para evitar los fallos por cortes de suministro eléctrico, sino que además mejoran la calidad de la tensión de red, alargando la vida útil de los aparatos eléctricos, electrónicos e informáticos a ellos conectados.