Actualidad

Inicio > Actualidad > 7 razones de por qué la protección eléctrica es importante

7 razones de por qué la protección eléctrica es importante

Lunes, 22 de setiembre de 2014

Todos los avances conseguidos en tecnología y electrónica pueden convertirse en inútiles ante un gran problema que puede afectar tanto a empresas de cualquier tamaño como también a usuarios domésticos. Nos referimos a un corte de electricidad.

Sin electricidad, cualquier dispositivo eléctrico dejará de funcionar, comportando al mismo tiempo costes reales, trabajo perdido e incluso daños físicos a su hardware.

Es por tanto una evidencia, que ninguna empresa puede permitir que sus equipamientos IT funcionen sin una adecuada protección frente a posibles cortes y/o microcortes eléctricos. Y es que la estadísticas no engañan: diferentes estudios apuntan una media de 15 cortes anuales, capaces de causar el mal funcionamiento de los sistemas de IT.

Las principales razones de la importancia de disponer de una correcta protección eléctrica son:

- La red eléctrica no es 100% fiable: aunque las compañías eléctricas inviertan continuamente en la mejora de sus redes de distribución, hay factores externos (tormentas, inundaciones, accidentes,…) que influyen directamente en la calidad del suministro. Incluso los propios consumidores son generadores de perturbaciones (motores, fluorescentes,…) que también distorsionan la calidad de la red.

- La red eléctrica no es estable: ya que las empresas suministradoras de electricidad no pueden proveer un nivel excelente de calidad, se ha regulado la posibilidad de que suministren tensión con unos márgenes tanto por encima como por debajo del valor teórico nominal. Esta facilidad puede provocar problemas significativos a los sistemas IT.

- Incluso los cortes momentáneos son un problema: considerando como tales a los cortes inferiores a 2 segundos, sus consecuencias pueden ser la indisponibilidad de los entornos informáticos desde 15 minutos (reinicio rápido) a varias horas. En función de la duración del corte de suministro también podemos encontrarnos con cortes instantáneos (0,5 a 30 ciclos), temporales (2 segundos a 2 minutos) o sostenidos (superiores a 2 minutos). 

- Intensificación creciente de los problemas y riesgos: los actuales sistemas de almacenamiento, servidores y electrónica asociada de red utilizan componentes miniaturizados que son más sensibles a los problemas de alimentación que sus predecesores de generaciones anteriores.

- Los grupos electrógenos y supresores de transitorios no son suficientes: los grupos electrógenos pueden ser una buena solución para cortes de larga duración pero necesitan un tiempo de arranque y tampoco son idóneos contra los picos de tensión y otras perturbaciones eléctricas. Asimismo, los supresores de transitorios protegen contra picos de tensión pero no contra cortes, microcortes u oscilaciones de tensión.

- Disponibilidad como valor esencial: la competitividad empresarial no permite fallos en el funcionamiento continuo. Por tanto, cualquier caída del sistema IT significa perder oportunidades de negocio y dar ventaja a la competencia en la consecución de clientes.

- Disponibilidad esencial pero a costes asumibles: la conjunción disponibilidad-coste puede ser resuelta favorablemente con sistemas que sean altamente eficientes.

Un Sistema de Alimentación Ininterrumpida (SAI/UPS en inglés) es la mejor solución para proteger eléctricamente su sistema IT contra todos los problemas ocasionados por un incorrecto suministro eléctrico.

Salicru dispone de una amplia gama de  SAI/UPS que se adaptan a las necesidades específicas de cada instalación, tanto en tecnologías disponibles, como en tensiones de entrada y salida, frecuencias, autonomía necesaria, posibilidades de comunicación y servicios de soporte requeridos.