Actualidad

Inicio > Actualidad > 32 Iluest+ de Salicru garantizan una iluminación ecoeficiente de la fábrica de CASA-EADS en Madrid

32 Iluest+ de Salicru garantizan una iluminación ecoeficiente de la fábrica de CASA-EADS en Madrid

Jueves, 14 de julio de 2011

Salicru ha suministrado 32 estabilizadores-reductores de flujo luminoso Iluest+, de un rango de potencias variado para optimizar el consumo eléctrico de las instalaciones de la factoría de Getafe (Madrid) de CASA-EADS, la corporación industrial europea más importante dentro del segmento de negocio de la aviación y el espacio y la actual propietaria de Airbus.

Este proyecto es una muestra de que los estabilizadores-reductores de flujo luminoso Iluest no sólo se han convertido en el equipo de referencia para el alumbrado público municipal, sino que también representa una herramienta útil de ahorro energético que las empresas privadas ya están teniendo en consideración, tanto por motivos económicos como ambientales.

Desde el punto de vista de la vida útil de las lámparas del recinto fabril de CASA-EADS, ésta se ve mermada por los frecuentes apagados, sin olvidar que el usuario del edificio en cuestión tiene que adaptarse a ese cambio que se produce cuando la iluminación se apaga porque ha llegado al umbral de luminosidad óptimo fijado. Para evitar estos problemas se ha pensado en la instalación de estabilizadores-reductores de flujo luminoso, que en una primera fase se instalarán en las naves de la factoría, ya que es ahí donde los consumos son mayores.

Estos equipos permiten la adecuación del nivel de iluminación del alumbrado a las necesidades de cada momento, regulando los parámetros como la intensidad, el encendido y el apagado. Es decir, posibilitan la reducción controlada y suave de la tensión de alimentación, con lo que se obtienen flujos uniformes y un importante ahorro energético.

Según las estimaciones técnicas, gracias a la implementación de estos equipos en la fábrica, se conseguirán ahorros del 30% del consumo actual en la iluminación de las naves manteniendo el confort lumínico, lo que supondrá un ahorro de 41.000 euros anuales aproximadamente, amortizando la inversión en dos años y medio aproximadamente. Además, se evitará la emisión a la atmósfera de 500 toneladas de CO2 anualmente.